Valencia es seda. Las Fallas Patrimonio inmaterial de la Humanidad.

La historia de la ruta de la seda valenciana comienza en el siglo XIV. De la mano de los musulmanes y genoveses, Valencia se convirtió en un centro de exportación de seda. La seda, el velluto, origen de nuestro barrio de velluters que alberga el Colegio del Arte Mayor de la Seda fue proclamado por las Cortes en 1547 el «principal fruyt del dit Regne».
Y de aquellas sedas, estos espolines que lucen en la indumentaria valenciana y que se ha convertido en uno de los principales valedores de las Fallas en su clasificación como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2016.